martes, 20 de junio de 2017

El silencio del pantano de Juanjo Braulio


Sinopsis
En esta deslumbrante novela negra, la poderosa voz de Juanjo Braulio nos sumerge en una historia de muerte, codicia y falta de escrúpulos, dejando al lector sin aliento y con la sensación de haber leído una obra maestra.
La trama arranca con el hallazgo de un cadáver en un recodo del río Turia. El asesino parece recrear un antiguo ritual romano reservado a los reos culpables de parricidio. El crimen salpica a los poderosos de la sociedad valenciana, que pronto dejarán al descubierto el pantano silencioso, símbolo de la decadencia y la corrupción, sobre el que se alza la ciudad. La investigación se verá envuelta en este fango cada vez más escondido y peligroso, desvelando oscuros episodios de nuestro pasado.
Lleno de referencias literarias, con ecos de Rafael Chirbes y guiños a Patricia Highsmith y Paul Auster, el adictivo debut literario de Juanjo Braulio lo tiene todo para convertirse en uno de los acontecimientos editoriales del año.

Reseña
Me habían hablado bien de este escritor, y sinceramente, no se han equivocado mis amigos de lecturas.
A simple vista, leyendo la sinopsis, ya me atraía un asesino recreando sentencias antiguas, era todo un reto. La referencia a escritores del nivel de Patricia Highsmith y Paul Auster, era otro aliciente.
Nos encontramos ante un thriller que se desarrolla en Valencia. Una ciudad que desconozco completamente, pero que, tras la lectura de este libro, no me importaría conocer mejor y de manera más cercana
El protagonista es un escritor anónimo (ya que a lo largo de toda la novela usa su seudónimo literario: Q), con una particular manera de evitar el Síndrome de la hoja en blanco, que se ve sin querer envuelto en una trama de tráfico de influencias, drogas y poder.
Este escritor, es el creador de una saga basada en un guardia civil que oculta su condición gay, pero esto no es lo realmente relevante, lo más llamativo, es que de repente el lector se sumerge en dos tramas, en ocasiones más, ya que nos encontramos ante una narración que contiene un libro dentro de otro. Bueno, realmente varios libros dentro de la línea narrativa principal. Es todo un reto diferenciar que historia estamos leyendo, la que nos cuenta Braulio o la que nos cuenta su protagonista, pero es lo más atractivo de esta novela.
Todos los personajes, tanto los protagonistas del hilo principal, como los ‘subprotagonistas’ de la otra narración, tienen sus características particulares; una idiosincrasia, particularmente humorística y chocante, y una personalidad muy definida.
Me ha llegado a encandilar con las narraciones del libro interno, que ya de por si serían hilos argumentativos ideales para novelas independientes.
A lo largo del libro, nos encontramos largas descripciones, de la vida en Valencia, sus habitantes, su historia y sus fiestas grandes.
Por otro lado, encontraremos bastantes referencias a escritores, como a temas relacionados con la escritura (desde el punto de un escritor o de un lector).
Toda la historia en general está narrada en tercera persona, con bastante diálogo, aunque existen algunas descripciones extensas y exhaustivas, que en ocasiones no son relevantes para la trama principal, pero sirven al escritor para mostrarnos su conocimiento del escenario.
El ritmo de la novela no decae, y el final sorprendente merece la pena. También hay que sumar que la dificultad de seguir las tramas, se subsana con una lectura atenta y tranquila, puesto que la alternancia entre las historias (todas ellas finalizadas) mantienen la atención del lector.

Si yo fuera este libro, me gustaría tener de compañía, en la estantería, las aventuras completas de David Grau.


viernes, 16 de junio de 2017

Erika Foster 01. Te veré bajo el hielo de Robert Bryndza


Sinopsis
Un joven descubre el cadáver de una chica debajo de una gruesa capa de hielo en un parque del sur de Londres. La inspectora jefe Erika Foster será la encargada de dirigir la investigación del caso, mientras lucha contra sus propios demonios personales. Cuando Erika comienza a indagar en el pasado de la víctima, todo parece apuntar a que su asesinato está conectado con el homicidio de otras tres mujeres que han sido encontradas también bajo las aguas heladas de otros lagos en Londres. Poco a poco, Erika se aproxima a la verdad, sin sospechar que alguien la está observando y se acerca cada vez más a ella.

Reseña
La protagonista es joven, mujer, muy cualificada y recién incorporada a una nueva comisaría, después de un traspiés en su anterior puesto de trabajo; un conjunto de características, que empiezan a ser comunes a muchas sagas de índole policíaco que las editoriales lanzan últimamente.
Léase, el protagonista, tiene conflictos laborales; no es aceptado en su entorno y su vida personal es un desastre; en cambio es un prometedor policía, que puede con todo, con sus compañeros, sus superiores, las presiones políticas, la prensa…


Sin embargo, este libro tiene algo especial, tal vez sea la manera de narrar; esa prosa fluida, sencilla, y esa trama sin altibajos, que nos mantiene atentos en cada uno de sus breves 83 capítulos, que, con buen ritmo, nos conducen a un trepidante final en el que se revela todo el misterio y se desvelan todos los hilos que, entrelazados, nos han mantenido en vilo durante casi toda la narración.


Los personajes, están un poco estereotipados, pero el autor no abusa de grandilocuentes descripciones, ni forzadas situaciones. Todos los sucesos son creíbles, y la interacción entre los diversos actores, ni es forzada ni especialmente fantasiosa.


La trama es buena; el inicio sorprendente, nos engancha; y las diversas teorías, que indudablemente el lector piensa guiado por el escritor, no suelen ser acertadas, lo cual en si es meritorio, puesto que no nos encontramos situaciones, personajes, o hechos, que aparezcan de la nada, como en una mala imitación de novela de suspense.


Es una crítica a la sociedad inglesa, sobre todo al poder, la corrupción, la prepotencia de las clases altas, que limpian los trapos sucios de su casa tirando de chequera e influencias políticas, también se entrevén los bajos fondos de Londres, con sus mafiosos, la prostitución y la trata de blancas de fondo.
Incluso el autor toca temas tan delicados, como el abandono de las autoridades de aquellos que están más desamparados; los pobres, los drogadictos, los desahuciados de la sociedad, la incompetencia de la policía, o la desidia de las autoridades. Me recuerda a las novelas naturalistas de principios del siglo XX, donde salen a relucir las miserias y los defectos de la sociedad.


Indudablemente, recomiendo la lectura de este libro. Es un buen libro, entretenido, y con un contenido fuera de lo común.

Si yo fuera este libro, me gustaría, que la protagonista, no fuera tan manipuladora.

jueves, 8 de junio de 2017

Los del otro lado de Christopher Buehlman


Sinopsis
En 1935, a finales de la Gran Depresión, el historiador Frank Nichols se traslada a la tranquila localidad de Whitbrow, en Georgia, con su mujer, la bella Dora. La pareja pretende iniciar una nueva vida en este apacible rincón del sur de Estados Unidos. Frank planea escribir un libro sobre un antepasado suyo de infausta memoria, Lucien Savoyard. De brutalidad legendaria, fue propietario en el siglo XIX de una plantación al otro lado del río que linda con el pueblo, el escenario de cruentas atrocidades que Frank apenas intuye... En un primer momento, el pueblo resulta pintoresco y los habitantes acogedores, aunque aferrados a la tradición. Sin embargo, cuando Frank inicia sus indagaciones descubre que las supersticiones locales ocultan una antigua deuda de sangre.

Los del otro lado es una sorprendente novela de terror, una historia tan sugerente como espeluznante sobre la venganza y los legados familiares, los miedos ancestrales que rigen una comunidad, y sobre la terrible amenaza del otro.
Reseña

Tomé con muchas ganas este libro, varias cosas me llamaron la atención sobre él:
* La portada, algo importante, puesto que es lo primero que nos atrapa a los lectores. 
* La sinopsis, un viaje a la época entre guerras. 
* La ubicación de la trama en una zona de Estados Unidos, llena de misterios y mezcla intercultural, y, sobre todo, la expectativa de una intriga amparada por las supersticiones locales y viejas historias, posiblemente plagadas de oscuros secretos.

Pues bien, el autor ha cumplido, todo eso nos lo encontraremos durante la lectura. Withbrow, esa pequeña población, donde nuestros protagonistas se afincan, llenos de ilusión por una nueva vida; es una comunidad hermética, donde se realizan sacrificios rituales para apaciguar a unas misteriosas criaturas que habitan en la profundidad del bosque, y en la que cada uno de sus habitantes te observan con recelo y a la par te acogen como uno más entre ellos. Sí, me incluyo, puesto que Christopher Buehlman, consigue retratar de una manera tan magistral la asfixiante atmosfera de una Norteamérica rural, que parece que el lector está dentro de la narración, en un entorno que destila puro terror gótico; secretismo en el pueblo, oscuros crímenes hereditarios y otros elementos recurrentes de este estilo literario, como son las mansiones oscuras, abandonadas y con leyendas negras.

Todos los personajes, están descritos de una manera excepcional y unos hechos que a medida que avanzamos van dejando a su paso un rastro de violencia, destrucción y muerte, nos atrapan en una lectura difícil de parar, a causa del perfecto equilibrio entre las descripciones del entorno, los diálogos entre personajes y por esas pinceladas de misterio, que nos piden avanzar en la lectura.

Los del otro lado es un relato recomendable a todo el mundo, sean nuevos o no en el género de terror. Es breve, pero en él describen los anhelos de sosiego del ser humano, el amor incondicional, así como los traumas generados por la guerra, el miedo a lo desconocido, la sed de venganza y la capacidad del ser humano, para cometer atrocidades en nombre de nuestros seres queridos, envuelto todo ello en un misterioso halo brillantemente escrito mediante una prosa fluida e impactante.

Si yo fuera este libro, me gustaría, no tener que decidir el dilema que finalmente se le plantea al protagonista.