sábado, 29 de octubre de 2016

Botón, Botón de Richard Matheson


Sinopsis



Norma y Arthur Lewis reciben en la puerta de su casa un paquete a su nombre conteniendo una caja de madera con una tapa de vidrio abovedada que cubre un botón y una escueta nota: “El señor Steward los visitará a las 8 p.m.” Cuando el tal Steward se presenta, les hace entrega de la llave que abre la tapa, permitiendo el acceso al botón y les explica que, si lo oprimen, dos cosas pasarán: “en alguna parte del mundo alguien que usted no conoce morirá. A cambio, recibirá un pago de 50.000 dólares”.

Reseña

Relato breve, brevísimo, de este autor, entre el thriller psicológico y ciencia ficción.
Un alarde de crear intriga en el lector, y es curioso, con poquísimos personajes, sin apenas escenario, ¡qué rápido! se identifica uno con los protagonistas.
Me pregunto, como se las ingenió el escritor, tres personajes, un objeto, y todos pendientes, de lo que sucederá.
Nunca me he encontrado un Macguffin[1] tan claro en un texto, en este caso creo que el botón cumple con esa labor.
Sinceramente, obra maestra del relato breve, puesto que, sin tener apenas páginas, es capaz de contar mucho, de hacernos ver cómo realmente se desconoce a quien tienes al lado, por mucho que creas conocerle.
¿Cómo será el relato? que se lee en apenas media hora, y sin embargo dio para crear un episodio de la afamada serie Dimensión Desconocida (episodio 20 de la primera temporada emitida en 1986), y un guion cinematográfico con un metraje de 115 minutos (The box, 2009).

Si yo fuera este libro, jamás usaría la llave que abre el botón.


[1] El Macguffin es un elemento que genera intriga y es irrelevante en la trama, pero sin embargo sirve como excusa para el desarrollo del argumento.



viernes, 28 de octubre de 2016

Área 81 de Stephen King


Sinopsis


Área 81, es un área de servicio abandonada y cerrada desde hace tiempo. Pete Simmons, un curioso niño de 10 años, decide ir con su bici hasta esta área abandonada donde sabe que los chicos mayores van para fumar, colocarse y montárselo con sus chicas. Y allí se encuentra una botella de vodka medio llena que decide probar. Pete acaba emborrachándose y cuando se despierta, descubre un coche aparcado allí, un coche sin matrícula y cubierto de barro. La puerta está medio abierta, pero no se ve a nadie dentro...
Un coche que, sin duda, recordará a los que ya aparecieron en anteriores novelas como Christine o Buick 8. Un guiño a sus lectores que han clasificado esta novela corta como "una delicia, un clásico, una novela impactante, terrorífica..."

Reseña

Me gusta ver que el ‘Maestro del terror’, no pierde un ápice de su capacidad para escribir un relato de terror.
¡Sí, bueno! hay gente que dice que es una novela corta, otros, que un relato largo, y por supuesto muchísima gente, que opinan, que no vale nada.
Me ha gustado, he recordado al antiguo King, ese que describe poco a poco, que nos introduce en el misterio, que nos atrae, nos empuja a seguir leyendo, cuando lo que te gustaría es cerrar el libro (bueno apagarlo, en este caso, ya que fue editado en España, para dispositivos e-book).
Me ha parecido un relato muy breve, pero pensándolo un poco, la mayoría de los e-book hoy en día se utilizan para leer en los trayectos al trabajo, o en viajes. Con Stephen King siempre me ha pasado lo mismo, sus novelas largas, en ocasiones son demasiado lentas, el lector se pierde con ellas, muchos personajes, demasiados saltos argumentativos…
Dicho eso, es una obra sencilla corta, sin grandes pretensiones de entretenimiento, es para leer, no para pensar, se busca distraer, nada más.
El autor es de los más prolíficos en esta temática, el terror; ha sido y es seguramente, uno de los escritores más relevantes e influyentes de este género en la literatura moderna, y en el cine, si tenemos en cuenta la gran cantidad de adaptaciones de sus obras.
Es capaz de hacer que un simple objeto, cualquiera que podamos pensar, cobre vida desde una perspectiva malévola, dando miedo, sin necesidad de dar grandes rodeos, ni descripciones grandilocuentes.
Sin embargo, lo que más me atrae de sus textos siempre ha sido la capacidad de describir los personajes secundarios, aquellos sobre los que se abalanza, se precipita lo terrorífico, esos con los que los lectores normalmente nos identificamos, o llegamos a querer.
El ambiente, los espacios donde se desarrollan sus libros, son siempre especiales, su capacidad de mostrar a la imaginación del lector, esos lugares, es asombrosa, ya que siempre he visto sus grises y sus colores, sus olores son perceptibles y en ocasiones hasta he oído sus paisajes. Lo admito, en ocasiones tras leer uno de sus libros he sido incapaz de dormir, dada la ansiedad que me provocaban sus escenas.
Del relato en sí, no se puede contar mucho más de lo que se dice en la sinopsis, digamos, que hacerlo es cometer un crimen, puesto que contar los sucesos relatados (en éste o en cualquier relato corto), es el mejor método de asesinar la obra literaria.
Los personajes son realistas, el área 81 totalmente verosímil, y por supuesto, lo único que no es real, es completamente admisible en el relato.

Si yo fuera este libro, estando de viaje, no pararía, en ningún área de servicio de carreteras, me iría derechito a mi destino a ser leído y disfrutado. 


jueves, 27 de octubre de 2016

Soy leyenda de Richard Matheson


Sinopsis

Robert Neville es el único superviviente de una guerra bacteriológica que ha asolado el planeta y convertido al resto de la humanidad en vampiros. Su vida se ha reducido a asesinar el máximo número posible de estos seres sanguinarios durante el día, y a soportar su asedio cada noche. Para ellos, el auténtico monstruo es este hombre que lucha por subsistir en un nuevo orden establecido. Todo un clásico en su género, éste es un perturbador relato sobre la soledad y el aislamiento y una reflexión sobre los binomios como normalidad y anormalidad, bien y mal, que se evidencian como una mera convención derivada del temor y el desconcierto ante lo diferente.

Reseña

Este relato no se puede considerar como una novela dado lo corto del mismo, pero tampoco lo calificaría de cuento. Es ciencia ficción de la década de los 50, entremezcla ciencia, terror y misterio a partes iguales.
Me llama mucho la atención, la capacidad de su autor para en tan breve texto, abarcar algunos de los sentimientos más profundos y terroríficos que nos acechan.
¡Sí, vale! los miedos pueden ser muchos y diversos, pero yo personalmente no conozco a nadie que ame la soledad, y al que no le agote la incertidumbre de no saber cuánto tiempo podría sobrevivir a un constante acoso.
Si soledad, puesto que el autor, nos describe eso precisamente, lo que se sentiría siendo el ultimo ser humano sobre la tierra.
Narración terrorífica, en la que el protagonista está inmerso en una rutina para sobrevivir a hordas de vampiros (eso si totalmente al uso, solo atacan de noche, quieren su sangre, les repele el ajo, huyen de los espejos…), su modo de vivir desde el principio, le agobia, le desespera, le hace sentir cada vez más solo, más impotente, ante algo que él no busco.
Su desesperación, podría considerarse inicialmente autodestructiva, después creativa (puesto que su desesperación, le hace buscar una cura) y por último se rinde a ella, acepta el destino que le depara el autor en la obra.
La historia en sí, esta magistralmente narrada, no existe una explicación de cómo, ni quién, ni el porqué de la epidemia que extingue a los humanos, se ha creado o difundido, no se explaya el autor en narrar esos puntos, sin embargo, nos cuenta el lento declive de la humanidad, explica con ciertos tintes científicos, porque los vampiros son invulnerables a las armas, porque les matan las estacas, el odio a los espejos, el rechazo ante el ajo…, recrea el escenario con pocas palabras, no es necesario un gran despliegue, para describir los personajes, ni el paisaje, ni el deambular del protagonista, ni a sus acechantes enemigos.
Es admirable, el pasaje del perro, el como un simple animal, puede sacar la ilusión por seguir adelante, emotiva parte indudablemente, puesto que, en los capítulos anteriores, el autor describe el lento declive del protagonista, el paso de ser un ser social a ser alguien completamente solitario, con un único objetivo, destruir a todos los vampiros.
Otro pasaje a destacar es el encuentro, la persecución, de la mujer al final, destaca en él como dato relevante, el embrutecimiento que sufre el protagonismo, debido a la soledad, y el deseo interno de encontrar una vía de escape, a todas las angustias, a las que está sometido.
Cabe señalar que la narración ha sido llevada al cine, en diversas ocasiones, tal vez la más conocida sea la de EL ULTIMO HOMBRE VIVO SOBRE LA TIERRA, protagonizada por Charlton Heston, (bueno para la gente joven seguro que es más conocida SOY LEYENDA protagonizada por Wll Smith).
Pues sinceramente, me quedo con el libro, ni la primera ni la segunda película citada, me han atrapado tanto como el libro, y desde luego la adaptación del libro en ambos casos es por desgracia muy mala. 
Si yo fuera este libro, me escondería, entre otros libros, en un bunker, para que ningún vampiro, me hincara el diente.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Engañar a la muerte de Maryse Rivière


Sinopsis

No hay suficiente agua para ahogar a un hombre, ni madera para una horca, ni tierra para enterrarlo.Oculto en la dura Irlanda, un librero de Montmartre intenta escapar a su destino. En realidad, se trata de un asesino en serie perseguido por las policías francesa —que le había dado por muerto— e irlandesa, que se escabulle como los espectros en el fondo de los pantanos, se fusiona con la niebla, languidece en los bares. Sombras y luces de leyendas celtas, misterios del alma irlandesa, el corazón de la acción policial…

Reseña

De la sinopsis poco podemos decir, bueno, más bien mucho, es de esas que son ‘mucho ruido y pocas nueces’, me engaño completamente.
De los protagonistas principales, se puede decir que son claramente dos, definidos:
El malo, malísimo, el perseguido, el asesino en serie, criminal por compulsión, le intentan dar una imagen de culto, la verdad que podían haber explotado un poquito más esa faceta, o por lo menos ser original en su ‘modus operandi’, con todo lo que llevo leído y lo visto en pelis, sobre malos, pues éste se queda como un mero aprendiz de serial killer. 
El bueno buenísimo, el policía incomprendido, agobiado por sus jefes, y por yo qué se, porque la verdad es que no queda nada explicado, ni de su vida, ni sus pensamientos, ni su forma de ser policía.
Ninguno me convence, ni siquiera me explico, que parte de la faceta humana quería definir, la autora al crearlos.
La historia pésima, llena de tópicos, irlandeses muy irlandeses, los del I.R.A. muy independentistas, y los grupos revolucionarios/independentistas Bretones, se quedan como eso, simples nominados, grupúsculos nombrados, sin relevancia alguna.
Libro lleno de siglas, pero más por llenar caracteres que por decir algo, lo cual es triste, puesto que en su mayor parte lo que se genera es un sinsentido en muchos párrafos.
Y de la autora podemos decir que debe ser admiradora de la cultura irlandesa, que sabe de ella, pero que no cuenta nada interesante. Simples pinceladas de mitos irlandeses, nombres de algunos dioses, costumbres y forma de ser, pero la verdad, para lo que cuenta, me ojeo unas cuantas postales o una revista de viajes.
La idea del argumento es buena, serviría para una película, pero la verdad en este libro, ni se desarrolla, ni se explota.
Lo peor: el final se ve venir, y no solo del malo, sino de todos los personajes. La trama es tremendamente previsible.


Si yo fuera este libro, me quedaría cerradito, en un rincón de la biblioteca, escondido; no fuese que me usaran para calzar, una silla.




miércoles, 12 de octubre de 2016

La Casa Infernal de Richard Matheson


Sinopsis

En 1940 una expedición de cinco personas se internó en la infame Casa Belasco para desentrañar los misterios de la que era considerada como la casa más peligrosa del mundo. Sólo uno de ellos consiguió salir con vida.

Treinta años después, el millonario Rolf Randolph Deutsch contrata a cuatro extraños, entre ellos el único superviviente de la masacre de 1940, para demostrar la existencia de la vida después de la muerte. Para ello deberán pasar una semana en la Casa Belasco. La Casa Infernal les ha permitido entrar, pero ¿los dejará salir?

Reseña

Como antecedentes, más o menos conocidos tenemos “La maldición de Hill House” de Shirley Jackson y la película de mismo título de 1966.
Nos encontramos con la eterna dicotomía: razón y ciencia, frente a fenómenos paranormales
Este libro del que hoy os hablo, fue editado en la época de los setenta (1971), en pleno auge de una corriente de autores de terror, (por ejemplo, el afamado "El exorcista" de William Peter Blatty); por lo que parece estaba de moda tener miedo, algo que actualmente es visible también, dada la gran profusión de películas y libros de ese género en los cines y librerías.
El libro tiene un alto contenido de escenas muy explicitas, violentas con una descripción del ambiente muy detallado, tétrico y oscuro, la verdad que no se si influenciado por la película (cuyo guion escribió el propio Matheson) de 1973, pero en ocasiones podía 'ver' los decorados de la trama, las distintas habitaciones, el pantano, la piscina, la capilla…
El relato está realizado a modo de diario de un día a día, hora a hora, pero contado desde el punto de vista de un orador externo. Los personajes son creíbles, pero muy idealizados, en ocasiones llegan a resultar extremistas.
Nos encontramos con un doctor muy lógico, incrédulo y poco receptivo a las ideas de los demás, obsesivo con su deseo de destruir todo aquello inexplicable por la razón y la ciencia.
Su esposa muy atenta con su marido y reprimida sexualmente por traumas que sufre en su juventud, llama mucho su carácter sumiso, dulce respecto a su marido que contrasta con su yo interior.
La médium muy sensible, religiosa y poco flexible frente a la razón (defiende a ultranza los hechos paranormales). Obsesiva con su deseo de ayudar a las entidades paranormales.
El médium fracasado en su faceta de espiritista, muestra la cara del escéptico, ante todos y todo, no quiere inmiscuirse en la discusión que existe entre la realidad y lo que pudiera existir en el más allá.
El final es precipitado, como si el autor hubiera deseado finalizar rápidamente, para mí que su intención fue crear el ambiente, la angustia, el sufrimiento del lector y lo consiguió de tal manera, que no supo cómo salir de su propia creación.

Si yo fuera este libro, no visitaría esa casa ni por todo el oro del mundo, ¡¡qué miedo!!.



sábado, 1 de octubre de 2016

Flores para Algernon de Daniel Keyes


Sinopsis


Charles Gordon es un disminuido mental que ha llegado a la treintena relativamente integrado en la sociedad. Trabaja, tiene amigos, es simpático y tiene la sensación de ser querido. Acude a clases de lectura con la Srta. Alice para discapacitados y un gran interés por aprender. Su vida dará un giro radical cuando su familia accede a la propuesta de Alice para que forme parte de un experimento científico llevado a cabo con anterioridad con un ratón, Algernon, y con el fin de ver las consecuencias de esa cirugía del cerebro en un humano. La intervención ha sido un éxito, pero Algernon empieza a manifestar cambios de conducta que inquietan a los científicos ¿Afectará de igual manera a Charlie?. Todo este proceso y sus consecuencias son contadas a través de los ‘informes de progreso’ escritos por Gordon y es un recorrido por la mente humana y por el corazón de los protagonistas.




Reseña


Tal vez este sea uno de los libros de ciencia ficción que más me han gustado. Estamos acostumbrados a asociar la ciencia ficción, con naves espaciales, robots y aliens. En este libro, no encontramos nada de eso, pero hemos de catalogarlo en ese género puesto que: La ciencia ficción se considera como el género cuyos contenidos se encuentran basados en supuestos logros científicos o técnicos que podrían lograrse en el futuro, al contrario que en el género fantástico, en el que la trama y los personajes son fruto de la imaginación del autor. El texto está narrado a modo de diario, diario del propio protagonista, Charlie Gordon, donde podemos discernir claramente la evolución de sus sentimientos, el conocimiento de su entorno, de su vida, e incluso me atrevería a decir de su propio comportamiento social. Una narrativa, sencilla, llena de frases simples que dicen mucho, con pocas palabras. En muchas partes de la misma, me tuve que detener, la visión de Charlie, su manera de ser, sus reacciones revelan un conocimiento del alma y del comportamiento de las personas que es intemporal, creo que este libro, por mucho tiempo que pasase, sería siempre igual. Tan breve se me hizo su lectura, que es de esas narraciones, que releo, cuando tengo un rato. 


Si yo fuera este libro, me obligaría a visitar la mesilla de noche de todo el mundo.